The Big Tree – Mi Bonsai y Rincon Secreto.

A veces todos tenemos algún rincón preferido del cual quieres tener en secreto, un sitio del cual te sientes cómodo, donde el silencio se deja escuchar, solo el pequeño crujir de algunas ramas de algunos seres vivos que allí viven. El silencio y la paz que se respira junto a este árbol lo convierten en un ritual personal para la fotografía nocturna, dada su complejidad en cuanto a iluminar elementos de gran tamaño..

En esta ocasión no fui solo, lo compartí con una buena amiga, Karmen Costa, lleva acompañándonos ya unas cuantas salidas y desde que vino de Cuenca pues hemos coincidido en varias ocasiones. Ella tuvo un buen maestro como Mario Rubio fotógrafo de la noche al que admiro también desde mis inicios.

Este pino centenario es uno de esos lugares que hace un tiempo estuve solo, no tenia quizá los medios necesarios para poder abarcar con todo este mastodonte de ramas, no cabía entero en mi lente asi que tuve que esperar a tener el 10-22mm para poder disfrutar con el..  El plan que teníamos esa noche era una ruta, de varias localizaciones cercanas pero no pudimos abarcarlas todas ya que este ejemplar nos llevo su tiempo hacer las pruebas de todo tipo.

Lo mejor, una noche sin luna que teníamos que aprovechar y en la que le hicimos encuadres hasta agotar las posibilidades, lo peor quizá es que cerca de allí hay una linea de alta tensión que quizá estropea un poco la escena, pero que ante el gigantesco pino aparece insignificante, ademas de mi persistencia de no usar el retoque en muchas de mis tomas.

No muy lejos de allí, una masía en la que nos costo bastante encontrar el punto de iluminación adecuada, y es que sin algo de ayuda de la luna, aprendes que para que sea homogéneo lo mejor es simularla, así que desde bastante mas lejos de lo habitual aproveche la potencia de la linterna cálida desde un solo punto para iluminar. Dado que el terreno era bastante irregular (como de costumbre) fue la mejor opción.

Nos falto tiempo, pero este ultimo árbol, una excelente carrasca que queríamos sacar en una noche así, con un cielo lleno de estrellas, sin viento alguno, casi sin frio porque nos hizo una estupenda noche en comparación con las anteriores.. Una noche mas disfrutando de lo lindo..


 

 

Antonio

La fotografía nocturna es una de mis aficiones en la que me ha enganchado desde hace años, pero no tenia los medios para poder practicarla, a dia de hoy y gracias a la fotografía digital podemos disfrutar de la fotografía de larga exposición, de tal manera que vemos los resultados en el instante de hacer la toma, corrigiendo cualquier anomalía y dándonos la oportunidad de aprender sus secretos en el mismo momento de la toma..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
Para comprobar que no eres un robot o un script escribe el texto que aparece a la derecha. Haz click sobre la palabra para escuchar el audio
Anti-spam image